¡Una de las claves para entenderte!

¡Una de las claves para entenderte!

Así como en la naturaleza encontramos ciclos: Existen el día y noche, hay nacimiento, crecimiento, reproducción y muerte, existen las estaciones, inspiramos y expiramos, estamos activos, luego dormimos…. Así mismo nuestra psiquis está sujeta a ciclos de actividad y reposo, sin embargo, nosotros los seres humanos al no conocerlos, no logramos entenderlos.

Si bien te das cuenta, nuestra vida se compone de lo que pensamos y sentimos. Durante el transcurso de tu vida, mientras estás despierto, estás sujeto a estos dos procesos… Piensas y sientes. Si analizas bien durante tu vida, han existido momentos en que este estado psíquico de pensamiento-emoción es más fuerte, más intenso. Generalmente esto ocurre cuando algo en tu vida no está funcionando y es el momento en que enfocas tu atención en ello, te “concientizas” que las cosas no van bien. Sientes profundamente, piensas profundamente, tienes tu consciencia enfocada en solucionar aquello que no fluye en tu vida!. Esto es normal y nos ocurre a todos los seres humanos. En estos periodos de tiempo la vida nos está pidiendo un “reposo”, un “Alto”, un “deja de hacer” y concéntrate en “reflexionar” acerca de lo que has hecho y lo que has creado, porque como bien sabes, lo que tú vives, tú mismo lo has creado a través de este proceso pensamiento-emoción. Este par de personajes son los directores de tus decisiones y acciones en la vida.

Estos momentos de crisis son los momentos en que tu alma te dice: “Si no estás a gusto con lo que tienes, es momento de que lo soluciones de raíz”. ¿Cómo llegaste a esta situación que te molesta? ¿Qué decisiones tomaste en tu vida para llegar a esto? Corrígelo, pero corrígelo desde lo que quiere tu alma, no desde lo que quieren los demás. Corrígelo, pero desde el amor hacia ti y hacia el amor de los que rodean. Libérate sin causarte daño, ni causar daño a los demás. Pero sé auténtico, escucha a tu corazón y a tu alma y transforma aquello que tengas que transformar en ti, para que tu vida cambie.

Estos ciclos son diferentes para cada persona y según la configuración de su personalidad. Algunas personas viven más intensamente estos ciclos, sobre todo aquellas que no han vivido desde su corazón, sino desde su razón y sus miedos, personas que han copiado modelos de vida y finalmente se dan cuenta que tal vez todas las decisiones que tomaron no eran las adecuadas para su esencia y su alma. Entre más auténtico eres, entre más escuches a tu corazón y tomes las decisiones desde tu ser, menos intensos serán estos puntos de la vida que te ponen la tarea de que soluciones tus problemas.

Todo lo que no hayas solucionado desde tu corazón, desde el amor, desde las buenas intenciones tanto para ti como para los demás, vuelve y sale a la luz unos años después. No puedes “echarle tierrita” a tus problemas y dejar pasar aquello que te incomodó y pensar que no es tan importante, debes solucionarlos porque la vida te los vuelve a mostrar más adelante para que los soluciones. ¿No te parece que el momento de escucharte es ahora?

 

*Desde el punto de vista de la psicología Astral, existen unos ciclos en los cuales sentimos las crisis y que aplican para todos los seres humanos. Estos ciclos ocurren cada 6 años, empezando desde los 4 años, cuando empiezan las primeras crisis y los focos en los problemas. Así los puntos crisis de la edad serían estos:  4 años,10, 16, 22, 28, 34 (en esta edad con frecuencia se encuentran las crisis de pareja), (la famosa crisis de los 40), 46, 52, 58, 64, 70, 76, etc.

Comentar