La huella digital del alma

La huella digital del alma

Quise empezar por este tema, porque en mi camino de poder hacer magia en mi vida, fue fundamental conocerme quién era yo y cómo estaba dotada energéticamente. Luego ya les contaré por qué.

Todos venimos de una misma fuente de energía, somos pedacitos de esa energía experimentándonos de forma individual. (Sin embargo, seguimos conectados a ese todo divino, a ese todo energético). Cuando nacemos, empezamos a irradiar la energía de nuestra alma en varias direcciones, pero en el caso del nacimiento, lo hacemos como filtrados por un prisma, como cuando entra la luz del sol sobre un cristal y esa luz se difracta en diferentes colores. La forma como se difracta la luz depende de la forma del cristal. Así mismo ocurre con nosotros, nuestra alma, que es luz pura, empieza difractarse de forma especial a través de nosotros. Esa luz que cada uno irradia de forma especial se expresa a través de nuestras motivaciones internas y nuestros dones innatos. Enfocamos nuestra energía, esa luz, en ciertas cualidades y en ciertos aspectos que en esta encarnación van a ser importantes. Así todos y cada uno de nosotros nos convertimos como en un cristal único, personas totalmente diferentes unas de otras. Eso es lo que llamamos la huella digital del alma. Por esa razón podemos ver por qué una persona puede tener mejor energía motriz que otra, pero tal vez esta última tiene una cualidad de empatizar mejor con su entorno, o podemos ver por qué a algunas personas se les facilita expresarse y por qué a otras se les dificulta, por qué unos necesitan que les expresen el amor y a otros ni les importa.

Así como todos hemos recibido dones innatos totalmente diferentes, también tenemos motivaciones diferentes y de la misma forma una diversidad de aprendizajes por realizar. En eso consiste la vida y por eso tu alma “se disfraza” de la personalidad que traes, tu alma busca aprender a través de sus vivencias.

Es importante conocer la propia huella digital del alma porque muchas veces en este camino de la vida nos desconectamos de nuestra esencia, de nuestro propósito, de los retos que hemos traído como equipaje a esta encarnación. Nos hemos desconectado por varias razones, dentro de éstas, los miedos que nosotros mismos hemos creado con respecto a la vida o también por querer complacer las motivaciones de quienes nos rodean, así de esta forma escondemos nuestras más profundas motivaciones para mantenernos “a salvo”.

En este camino de ser el mago de tu propia vida el autoconocimiento es un aspecto muy importante. ¿Quién eres? ¿Qué dones tienes? ¿Cuál es la verdadera motivación de tu alma?¿Qué crees que viniste a hacer en esta vida?

Al responder este tipo de preguntas, empezamos a recobrar el sentido verdadero de nuestra encarnación. Es en ese momento es cuando empezamos a ver cambios, como aquellos de esos grandes ejecutivos que renuncian para dedicarse al campo o a ingenieros, como yo, que se dedican a la psicología o al poder de la consciencia o abogados que se destacan más bien por ser artistas, entre otros muchos ejemplos que en esta época están ocurriendo como un proceso de despertar nuestra consciencia. Es el momento de retomar el camino que hemos perdido y volvernos a reencontrar con nuestra esencia.

Cuando nos perdemos en el camino, encontramos por ejemplo personas que se han casado y se dan cuenta de que su naturaleza era estar solas o gente que ha tenido hijos y se da cuenta que dentro de sus dones y cualidades no estaba el de ser padres, entre otros ejemplos.

Es por eso que hoy los invito a que tengan momentos de reflexión. Una buena forma de empezar a conocerse uno mismo es haciéndose las siguientes preguntas:

  • ¿Soy reamente feliz?
  • ¿Qué me hace feliz?
  • ¿Qué me gusta hacer por los demás y por mi entorno?
  • ¿Qué dificultades se me presentan en esta vida y qué debería aprender de ellas?
  • ¿Cuáles son mis cualidades y cómo las puedo aprovechar para mi bien y el de mi entorno?

Un abrazo,

Maria Paula

Comentarios

  • 27 septiembre, 2018
    reply

    Juliana mesa

    Me encanto su mensaje y le comento que estoy totalmente de acuerdo con lo que usted dice.
    Somos Dios recreándose en nosotros para volvernos a fundirnos con el.
    Un abrazo
    Juliana

    • 8 octubre, 2018
      reply

      Mapau

      Muchas Gracias Juliana por tu mensaje.

  • 28 septiembre, 2018
    reply

    Deisy González Castillo

    María Paula, muy hermoso tu mensaje y tienes mucha razón, soy abogada de familia y corredora inmobiliaria y me he convertido más en psicóloga y consejera, adicionalmente me gustaría el arte. Gracias me pusiste a pensar más en mi.

  • 28 septiembre, 2018
    reply

    Luz Perla

    No lo leí ni una, ni dos veces. Me detuve, pensé.. muy acertado lo que dices.. un poco compleja la tarea… supongo que de eso se trata el camino, de ir respondiendo.. bien o mal a cada interrogante, de ir resolviendo los nuevos que salgan.. y en el camino… ir viviendo.. e ir disfrutando del aprendizaje.
    Creo en las señales… siempre lo habría… pero hoy, justo ahora.. me llegó tu mensaje y me gustó. Gracias y felicitaciones!

  • 28 septiembre, 2018
    reply

    Maria Paula Rodríguez

    mlkasfoieas

  • 28 septiembre, 2018
    reply

    Diana

    Lindo! Me pareció hermosa la comparación con el prisma

Comentar