Creencias que nos debilitan

Creencias que nos debilitan

Una de las primeras cosas que me ayudó a empezar a vivir más plena, feliz y conectada con el mundo que me rodea fue el haber roto modelos mentales, creencias acerca del mundo que nos rodea, el universo y aquellas creencias y definiciones acerca de mi misma.

 

Tres de esos moldes mentales

Tres de esos moldes mentales que están muy arraigados en nuestro inconsciente colectivo (muchos ni nos damos cuenta que muy internamente lo creemos, aunque por nuestra tradición judeo-cristiana lo tenemos muy metido en nuestro chip), es que en este mundo venimos a sufrir, que existe el pecado y que de cierto modo tenemos que aguantar lo que nos pase, siendo víctimas de nuestro entorno.

Esa forma de pensar y esa forma de creer acerca de nuestras vidas y lo que nosotros mismos somos, lo que hace es que nos volvamos seres humanos MEDIOCRES y subestimemos todas las capacidades de las cuales hemos sido dotados como seres humanos.

Unos mediocres, porque esas 3 creencias nos hacen sentir (mas no SER) impotentes y vulnerables. Cuando nos sentimos de esa forma, nos comportamos de esa forma y esperamos que nuestro entorno se compadezca y haga algo por nosotros. O, que el mismo Dios, se encargue de resolver nuestros problemas y arregle nuestras vulnerabilidades. Con estas creencias, estamos entregando ¡Nuestro poder!

 

Yo preferí elaborar un nuevo modelo mental

Yo preferí elaborar un nuevo modelo mental basado en mis últimos años de estudios acerca de la consciencia y, que, así si fuera falso, es muy útil porque me hace comportarme de una forma diferente y me hace ser mucho mejor persona tanto conmigo misma como con los de mi entorno.

Ese nuevo modelo mental es: Venimos a este mundo a aprender y evolucionar en consciencia.  Cuando vemos el mundo desde este nuevo punto de vista, nuestra mente cambia y nuestra actitud ante la vida igual.

Cuando mantenemos la creencia de que estamos siendo juzgados por un Dios perfecto por nuestros errores y “pecados”, cualquier error que cometamos en nuestra vida nos hace sentir culpabilidad, vergüenza, dolor, victimización, sufrimiento y miedo. Emociones totalmente paralizantes, emociones que nos hacen actuar con total impotencia y paralización.

 

Cuando cambiamos estas creencias

Cuando cambiamos estas creencias por aquella de que estamos aprendiendo y evolucionando a través de nuestros errores (algunos lo llaman “pecados”) y problemas cotidianos, inmediatamente el click mental que hacemos es que, si estamos en un plan de aprendizaje, significa entonces que tenemos todas las herramientas para hacer las cosas de una mejor manera, para ser mejores personas y para salir del lío y el embrollo en el que estamos en cualquier momento.

Esa nueva mentalidad despierta nuestro poder interno y nos da tenacidad, de esta forma empezamos a vivir de una forma más constructiva, menos destructiva y más compasiva con los de tu entorno, porque ellos, al igual que tú, también están en proceso de aprendizaje.

Eres lo que tú crees, y creas a través de tu consciencia. Así que cambia aquello que tú crees para que seas la persona que quieres Ser…

¡Te mando un abrazo enorme y espero que este consejo de cambiar moldes mentales te sirva!

Mapau

Comentar